jueves, 2 de diciembre de 2010

London y otras historias congeladas

London Colding...

Ya lo decía The Clash: Londres es una ciudad que llama. Y a mí me ha llamado unas cuantas veces ya.
Ésta es la cuarta vez que he estado allí y, aunque me hubiera gustado pasear un poco más por la ciudad, el frío congelaba mis pies y la noche caía veloz. He buscado el Mercado Navideño al estilo alemán en Hyde Park, y lo único que he encontrado ha sido un lago congelado, sobre el que habría estado interesante patinar, por supuesto. Pero nada más tocarlo se me hundía la suela de la zapatilla.

Uno de los lagos de Hype Park, congelado.

(Después, he sabido que había otro mercado de Navidad junto al London Eye, pero tendré que volver el año que viene para visitar éste.)

Peter Pan, el chico que no quería crecer, seguía en su sitio, rodeado de animalejos extraños que un cartel te invita a buscar por la zona. Quien sepa un poco sobre la historia de Peter Pan, sabrá que el autor iba al parque para inspirarse al escribirla. Y le quedó tan bien, que se convirtió en mi historia favorita cuando era pequeña. Y la foto, una vez más, no podía faltar.

Con Peter Pan, el chico que no quería crecer

De tiendas

Descubrí que Oxford Street no es la mejor calle para estar un día de compras navideñas si tienes un mínimo de agorafobia (o, al menos, así es como dicen que se llama el miedo a las masas de gente), pero conseguí hacer los encargos que me habían pedido y, de paso, me llevé alguna que otra cosa.

De compras por Oxford Street

Para quien le guste el mundo de las tiendas, en Londres hay dos a las que se tiene que entrar: Top Shop y Urban Outfitters. En la primera no puedes encontrar más que ropa, pero se hallan cosas de lo más extravagante y curioso. Y la segunda te entretiene la vista con sus gadgets, entre los que puedes encontrar desde cámaras de foto Lomo hasta unas cucharas de madera con las puntas de unas baquetas, como las que me regaló Jose cuando me vine a Padua =)
Por el resto, tienen también sus H&M, Zara y demás franquicias conocidas en cualquier punto de España.

Después de pasar por Top Shop y Urban Outfitters

Camden Town es un barrio al que hay que ir obligatoriamente. Ya no sólo por las tiendas, sino por el ambiente que hay por allí. Puede recordar un poco al barrio de Malasaña en Madrid, pero muy muy a lo bestia. Todos los días se montan puestos en la calle y los punkies dominan el barrio felices y contentos.

Con Jose, en Camden Town

Y, sin dejarlo atrás, ya que hablo de mercados, el más interesante de todos seguramente sea el que se monta cada sábado en Portobello Road, en la zona de Notting Hill. Un mercadillo de antigüedades y demás historias; éste, más paralelo al Rastro de zona de La Latina de Madrid, pero mucho más extenso y auténtico, desde mi punto de vista.
Una alternativa del sábado por la mañana a la vista del Cambio de Guardia en Buckingham Palace, que puede resultar algo agobiante.

De museos

El British Museum y la National Gallery son, sin duda, los dos museos más importantes de Londres. Si pasas por la ciudad y no entras en el primero, ¡habrás ido prácticamente en vano! Vale, es una exageración, pero realmente merece la pena hacer acto de presencia por él. Además, es gratis ;)
Como yo ya vi los dos hace unos años, esta vez he optado por uno que me corroía bastante: El Science Museum. Como en cualquier museo de ciencia, esperas encontrar objetos que puedas percibir con los cinco sentidos, pero éste va más allá. No sólo te muestra las aptitudes físicas de un péndulo gigante, sino que te enseña TODO lo que tiene que ver con la ciencia a nivel físico, químico, médico e ingenieril. Así, puedes ver cómo era la consulta de un dentista en 1930 o te ofrece la posibilidad de apreciar qué se siente ante el panel de control de un avión, así como la simulación de un vuelo en la cabina del piloto.

Después de estrellar el vuelo 815, desde el Science Museum

Comer, beber y reír

No esperes encontrarte el manjar de tu vida en esta ciudad. Al menos, no uno que no sea oriental. Los restaurantes Take Away invaden la ciudad, y es que Londres es una ciudad con mucha prisa. Ya sabéis que su comida típica es el Fish and Chips, y de eso sí que se puede encontrar bastante, aunque no me parece de lo más recomendable, precisamente.
En Notting Hill hay una tienda española que saca de un apuro a más de uno, pero si quieres comer en la calle puedes encontrar sitios más o menos decentes por South Kensington o en el mismo Notting Hill, hasta donde puedo hablar yo. En South Kensington se sitúa el barrio francés, por lo que se puede disfrutar de unas buenas crêpes, por ejemplo. El precio no es precisamente bajo, pero (a veces) se puede comer bastante bien.

Para beberse una buena pintaca siempre quedan esos buenos pubs ingleses llenos de grifos de cerveza de muchos tipos, en los que puedes parar un rato para echarte unos tragos o, por qué no, ver un partido de fútbol. En uno de ellos vi yo ese clásico tan esperado con ese final tan poco feliz para los madridistas. Y en 3D.

Las cervezas de un pub inglés

Si te apetece algo dulce, no te puedo recomendar otra cosa que una galleta del Ben's Cookies. Los hay por (casi) todo Londres, y venden galletas al peso. Mi favorita es, sin duda, la Triple Chocolate. Just... taste it!

Decir que también me ha dado tiempo a ver Harry Potter en Versión Original, aunque debido a mi nivelazo de inglés me he pasado la película asimilando lo que decían. Hay cines en Londres en los que ponen las películas con subtítulos en inglés, aunque de los que miré no me coincidía ningún horario bien.
¡Pero ya la he visto! Y mejor que haberlo hecho en italiano, desde luego ;)

Y, ¿cómo no plantearse un musical? Voy a recomendar el que intenté ver yo, que es Wicked. Por lo visto, está muy bien y merece la pena ir a verlo. Nosotros intentamos la táctica del estudiante, que consiste en ir poco antes del inicio de la obra para preguntar si quedan tickets, porque éstos así son más baratos. Pero claro, si se intenta esto un lunes, pues todavía es posible, ¡pero un sábado por la noche está bastante difícil!
Es algo que dejo apuntado para la próxima vez, por supuesto.

Por si alguien se lo pregunta: no, no tengo la típica foto en Piccadilly Circus esta vez, ¡pero ya llegará! ¡Que Londres es muy grande y los días muy pequeñitos!

...Y otras historias congeladas

Aparte de London, contar que mi vida en Padua sigue congelada con la plaga de visitas, salidas, entradas, fiestas y frío. Mucho frío. Pero mi gran novedad es acerca del parcial que hice, ya que ¡lo he aprobado! Con un 20 sobre 30, me he quitado ya esa parte de la asignatura.
Hoy, puedo decir orgullosa que he vuelto a aprobar Campos.

Por otro lado, antes de irme de viaje me tocó ir al médico por una cosa de la garganta (estoy bien ya, of course ;) ), y me arrepiento cada minuto de mi vida de la pérdida de tiempo que fue.
Para empezar, tuve que ir al Pronto Socorso, que es lo que viene siendo Urgencias, y me tuvieron allí dos horas esperando para que me viera el otorrino. Me dijeron que en Italia sólo hay un médico de especialidad en cada hospital, por lo que no podía verme nadie que no fuera él, claro. Y al irme me pasaron un recibo de 25€ (el cual luego me devuelven en España).

Y hablando de médicos, este fin de semana espero por aquí a lo que yo llamo La familia botiquín, que son mis tíos y mis primas de Sevilla, así que tendré unos días un poco ajetreados de turismo y demás cosillas.

Espero que el tiempo nos acompañe, que últimamente hace lo que le da la gana.

Sin más por hoy, me despido y os deseo una buena época pre-Natale ;)

PD: Para más info sobre Londres, ¡visita Tourist Eye!
PD2: Agradecimientos a Jose por haberme enseñado tantas cosas de la ciudad!

2 comentarios:

  1. Jooooooooo como me encanta todo lo que has hecho... y me encanta londres yo ya he ido dos veces pero se que habrá una tercera porque como bien dices es una ciudad que llama!!! Bueno corazón ay que ver que bien te lo montas y lo contenta que me pones cuando leo cosas de estas sobre tus salidas, por cierto que sepas que pareces uan de esas que salen en el canal viajar, si no te lo habias planteado planteatelo porque vales para ese tipo de documentales eh! muaaaaaaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  2. Pues mira, si no encuentro trabajo como Teleco, ya sé que de algo podré vivir! =P

    Gracias, Palo! Te veo dentro de nada ;)

    ResponderEliminar