martes, 16 de noviembre de 2010

Firenze exprés, ¡que eso de estudiar no estaba en el contrato!

Mi crónica del viaje a Firenze no puede ser muy larga, ya que sólo he estado allí un día.
Por supuesto, no faltaron los momentos corriendo por una estación de tren o ese instante en el que metes tu tarjeta de crédito en una máquina para comprar un billete que resulta ser más caro de lo esperado.
La conquista del NH Firenze con sleep and go tuvo el mismo éxito que las veces anteriores; y es que, ¿quién iba a pensar que un hotel de cuatro estrellas te pudiera alojar al mismo precio que un albergue de tres al cuarto?
Añado otra guía a mi colección, comprada en la propia ciudad, que me aporta los conocimientos necesarios para visitar una ciudad en modo exprés. Para estos casos, siempre echo de menos mi iPhone imaginario, donde podría usar Tourist Eye para moverme por cualquier lugar del mundo e ir comentando mis jugadas.

El Miguel Ángel de David o el David de Miguel Ángel, llámalo x. El cuerpo perfecto. Una de las esculturas más impresionantes que se puedan encontrar en Italia y, para que no te la pierdas, le han hecho dos copias en la propia ciudad de Florencia (una, frente al palacio de la señoría; otra, junto al Duomo), aparte de la original, situada en el interior de la Galería de la Academia.
Yo no tuve la suerte de poder entrar, así que me conformé con los que han colocado en la calle. Mu bonicos, por cierto.

Uno de los falsos Davides de Miguel Ángel

Los ojos como platos se me quedaron al ver el Duomo. Todo el mundo me había dicho que Florencia es la ciudad más bonita de Europa, pero es por ello que pensé que me desilusionaría. Pero no, ha conseguido sorprenderme. Un gran Fail, desde mi punto de vista, eso de tener la entrada al Duomo hecha de hierba, ya que en Italia llueve bastante y tus pies se embarran con facilidad. Me quedo con la fachada, por supuesto. Y con una foto desde el suelo, por supuesto.


Desde el suelo embarrado, la fachada del Duomo

Olvidé el candado. Y allí tampoco pude comprarlo, pero sí que me dio tiempo a cotillear los que había allí, y ninguno llevaba más de un año. Tendré que volver al Pont des Arts de París para poner el mío, ¡qué le vamos a hacer!

El candado de BOB

Con previo paso por Lush, el hotel de gente importante nos esperaba para dormir después de un largo día en una ciudad digna de una Moleskine.

La vuelta a Padua vino acompañada de una buena comida extremeña. Cuando estuvieron aquí mis padres la semana pasada, me hicieron la boca agua con presa ibérica, solomillo ibérico, lomo ibérico y jamón ibérico. Y repito tantas veces la palabra ibérico porque, si ninguna de estas cosas lo fueran, no estaríamos hablando de comida de verdad.

Y se acabó la diversión.
Mis amigos de Padua se quejan de que no me ven demasiado el pelo por las fiestas, pero es que eso de estudiar no venía en el contrato. Este jueves tengo un parcial y, cada dos viernes, entregas.
Ya dije que no estoy yendo a clase de todo, entre otras cosas, porque hay cosas que ya he estudiado en Madrid y estos señores me lo cuentan de una manera muy extraña.
Mi examen del jueves es de Propagazione ed antenne, que es una mezcla de dos asignaturas de la ETSIT. Una de ellas (Campos 1) ya la he cursado, y gracias a Noe, que me los ha enviado desde la escuela, puedo estudiarme este parcial con mis apuntes originales en español, en lugar de tener que estarme peleando con lo que ha escrito un señor italiano que le da mil vueltas a algo que ya tengo yo explicado con mi letra en dos líneas. Y, por supuesto, casi todo lo de Unipd está en Comic Sans. ¿Es que no se dan cuenta de que es la fuente de texto más horrible del mundo?
Igual este gráfico breve les ayuda a saber cuándo se debe usar Comic Sans:

¡Simplemente hacedle caso!

Por último, decir que la fiesta española organizada por Agustina en Café Madrid fue todo un éxito. Prueba de ello en esta foto:

Sergio y yo en la Fiesta Española del Café Madrid

Los responsables de la fiesta, con sagría en primer plano

La señora Agustina se portó como una jefa, dejando el listón muy alto entre las demás fiestas organizadas. Tanto fue así, que fue al bar de un señor que no la quiso contratar y se lo llevó cogido del brazo al Café Madrid, diciéndole todo lo que se había perdido no contando con ella para su bar. El señor, arrepentido, le ofreció el doble, y Agustina, simpáticamente, le ofreció meterse su dinero por donde le cupiese.
En fin, que es una jefa. Y mi nuevo ídolo.
Y sin más tiempo para contar más cosas hoy, os dejo para poder seguir estudiando. ¡Pasad un buen día y disfrutad de vuestros Erasmus!

1 comentario:

  1. El gráfico de Comic Sans no es todo lo preciso que podría ser...
    Debería ponerse en el lado de que no otra cajita diciendo: "¿Crees que mereces morir por hortera?" y en caso afirmativo, usar Comic Sans...

    ResponderEliminar